martes, 23 de junio de 2015

La temible reunión 10 Aniversario!!!




10 años representan toda una vida (al menos para un niño de 10 años). Pero no necesariamente en tu vida hubieron cambios tan dramáticos que requieran descorchar la gran champagne para celebrar (al menos claro que seas el padre o madre de ese niño).

Dada esta introducción, vuelvo a los temibles 10 años...Temibles porque de repente te llega un correo de alguien que no sabías que tenías en tus contactos para invitarte a la gran celebración por motivo de que han pasado los 3,650 días desde la última vez que, probablemente, se vieron ya sea en la secundaria, grado o posgrado universitario.

Tú primera impresión es: "Wao ya pasaron 10 años", pero esta exclamación está seguida de innumerables signos de interrogación. Es como si no te hubieras percatado que el tiempo transcurría y tú estabas en él. Por lo que esta invitación solo se vuelve una balanza de tres brazos, en las que comparas: lo que entiendes esperan tus "amigos" que haya sido de ti, lo que tú esperabas de tí después de 10 años y lo que realmente eres. Lo terrible (perdónenme si me paso de sincera) es que le pones mucha atención a tu comparación con la primera pregunta.

Definitivamente para muchos esta clase de actividad más que representar un encuentro con el pasado, es tu enfrentamiento con tu presente y de como has llegado a él. Una sabía amiga, me comentó al respecto, que uno debe estar siempre orgulloso de quien es y asistir con la frente muy en alto (pelo bien arreglado claro) porque como en todas las reuniones te vas a encontrar con personas que han llegado mucho más lejos que tú, las que se quedaron donde las dejaste y las que están en camino a encontrar el gran éxito. Olvídate si sigues solter@, subiste de peso, en un mal empleo,.... porque si vas con tu mentepuesta en estas cosas, los que van pensando en esas preguntas sobre tí, ya tienen el éxito asegurado.

Sin embargo, no podemos ignorar que el hecho de encontrarte con aquella persona que generalmente te trabaja con menosprecio y verla con una gran trayectoria profesional y familiar, te sigue causando el mismo estrés de hace 10 años atrás. Pero vale, quitémonos ese cono sombrero de tristes suposiciones y dirijamos nuestros pensamientos hacia aquellos que con su matrícula en tu misma década te llenaron de grandes experiencias que hoy, 10 años después, los hacen cómplices de todo un tiempo.

Espero me cuenten sus experiencias en estos tipos de eventos y mejores fórmulas para sobrevivir a ellas.

Hasta lueguito!






lunes, 7 de julio de 2014

Regresé






Hola estimados lectores!

Les cuento que después de dejarme arropar por compromisos, problemas, tristezas, alegrías y demás. He decidido darle continuidad a mi blog. No porque alguien me lo pidiera (ojalá hubiera sido eso), sino más bien porque yo lo necesito.

Prometo dar lo mejor de mí y espero recibir lo mismo de ustedes y de otros amigos en línea.

Bendiciones....

jueves, 16 de septiembre de 2010

Adiós sin un adiós



Siempre se dice el dicho de que "si no tienes nada bueno que decir mejor guarda silencio". Este es un gran mandato, siempre y cuando ese silencio no incluya un adiós.

Creo que este mundo de "fuertes" aún prevalecen muchos cobardes, que prefieren despedirse de ti con un adiós mudo. Ahora resulta que debes andar encima con un traductor que te diga lo que significa:

1- Si deja de llamarme, es un adiós.
2- Si aún estamos hoy felices, y mañana no aparece es un adiós.
3- Si tuvimos una discusión hoy y jamás das señales de vida. debo asumir que ya todo acabó.
4- Si hoy salimos, compartimos y nos despedimos con un gran beso. Hablamos antes de dormir y ya jamás se de ti, debo entender que también es un adiós.
5- Si empiezas a evadir cualquier encuentro, es un adiós.


No hay algo que te sumerja más en un mar de cuestionamientos gigante, que un amigo o tú pareja, sin más ni más desaparezca sin dar razón alguna. Como si el heho de alejarse de tí, tiene una explicación lógica. Como persona te preguntas miles de veces qué pudo haber pasado?, qué habré dicho?, de qué se habrá enterado?, será que está con alguien más?, porqué no me dió una explicación?.

Yo personalmente prefiero que me digan todo lo que siente, no para defenderme sino para ponerle nombre a las lágrimas que tenga que llorar. Porque independientemente de que te consuelas diciéndote a ti mism@ que mejor que fuera así y no que te diera un disgusto; o es un cobarde, etc., siempre llevas dentro el sentimiento de culpabilidad, porque terminanos responsabilizándonos de algo que no sabemos que pasó.

Más doloroso aún cuando crees que todo está bien en la relación y de repente después de dos días te das cuenta que solo era en tu mente. Nos duela o no, preferimos escuchar la palabra Terminamos, a tener que durar días y noche pensando en un Porqué?. Talvez much@s por no tener el valor de dar la cara, prefieren dar la espalda al sufrimiento que sencillamente dejan en el camino, como la envoltura del dulce que luego de desgutar arrugas y sueltas en la carretera, sin voltiar a mirar.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Porqué le dejas entrar si no le vas a invitar a sentarse?


 Tanto a hombres como a mujeres le ha pasado en más de una ocasión que la persona que le atrae, en buen dominicano, le da alas y luego le manda a volar.

Conozco el caso de una chica que se enamoró perdidamente de un amigo, iban al cine, cenaban juntos, él la acompañaba a la casa, asistían a todas las reuniones sociales, incluso ya todos lo identificábamos como pareja, al punto de que en una mesa, los ubicábamos uno al lado del otro.

Ella al parecer también se identificaba como su pareja, pero, oh sopresa!, él le confesó que la apreciaba solo como amiga.

Al leer esto se que más de uno se sentirá desnudado porque tambien le ha ocurrido. Otros dirán  que realmente se da el caso de que te ilusionas solo. Pero yo no comparto esta última teoría. Ese chico es lo suficientemente inteligente para percatarse de que ella buscaba algo más en esa relación y de igual forma siguió alimentándola. Lo que no comprendo es porqué esperar el declive sentimental para"despertar" y parar.


Pero esta situación es más recurrente cada día de forma inversa: mujeres que se dejan conquistar para después salir con un "solo te quiero como amigo y no quisiera perder esta linda amistad". Yo traduzco esta frase en "solo te estoy utilizando y no quiero perderme de todas las salidas y agasajos que a tu lado disfruto".

Como mujer se que cuando tenemos la intención de subir a otra dimensión una relación a la segunda cita estamos claras de ello. Sin embargo, si aparece este hombre amable, educado y sobre todo decidido a invertir tiempo en nosotras, nos olvidamos que este ente es una persona portadora de aquello llamado sentimientos, y que muchas veces por incrementar nuestro ego terminamos causando grandes daños.

Aparte del daño propio que le ocasionamos directamente a este hombre o mujer, somos propulsores de que este ser más adelante cambie su linda actitud hacia el amor a una a una que no pretenda enamorarse de nuevo y haga sufrir a alguien más con la misma.

Pero como todo lo que sube tiene que caer (como dice Gilberto Santa Rosa), muchas veces se vira la moneda y te das cuentas de que te has enamorado de tu víctima, quien al final de todo termina desconfiando y haciéndote sufrir doblemente al no creer sincenramente ya en tí.

Ten cuidado que los pájaros pueden desplumarse y perder sus alas y, atropellarte a ti con su caida.

viernes, 27 de agosto de 2010

Él no está en compromiso...




He visto muchas veces las chicas que se crean como propósito tener una relación duradera que concluya en un feliz para siempre.

Generalmente después que atravesamos los 26 años, no estamos por perder el tiempo en enredos cuyos nudos no quieren soltarse. En chicos pa' salir como dicen algunas amigas.

Lo malo de este caso es cuando este chico siempre evade todo enunciado que implique un futuro contigo, por ejemplo : Vamos a organizarnos, a qué edad te gustaría casarte, etc.

Lamentablemente no hemos superado la tradición de que el hecho de que llevemos X tiempo juntos, no significa que tenemos que casarnos. Al parecer los chicos sí..

Recuerdo una vez que por diversas circunstancia mi noviazgo formal se detuvo y le dí paso a un nuevo  chico que me fascinaba, pero las estrellitas se apagaron cuando me dijo que le encantaba vivir solo y que no tenía planes de  conformar una familia.

En verdad no entiendo porque me afectó tanto eso, si apenas nos estábamos tratando, pero después de ese día nada fue igual para mí.

Creo que entré en pánico al saber que cualquier día me dejaría fuera de su vida o peor aún, solo iba a perder el tiempo junto a él.

Las mujeres, aunque presumamos de ser libres, no estamos preparadas para aceptar que nuestra pareja tambien lo quiere ser por siempre.

Sólo les puedo decir  que el hombre que tiene esta clase de política en su vida, tarda mucho en cambiar de decisión, y me consta que es así. Por lo que si te encuentras en un caso como este tienes dos opciones: No desesperarte y esperar este cambio o no perder tu tiempo.

Suerte!!!

miércoles, 25 de agosto de 2010

Mi príncipe resultó ser un Sapo



Todo empezó aquel día en que tomaba mi primer día de evaluación para empezar un estudio superior. Cuando caminaba hacia el recinto, él se cruzó en mi camino en su auto, me quedé atómica al verlo, sentí hasta maripositas en mi estómago y calambres en mis pies. Nunca me había pasado algo tan fuerte a primera vista.

Cuando entré en el salón, Oh sopresa!...ahí estaba él sentado, volví a sentir todo lo anterior. Este hermoso idilio solo duró dos días, porque jamás volví a verlo.

Después de cuatro meses de recordar a este hermoso príncipe que en vez de montar un caballo estaba  abordo un modesto vehículo, coincidimos en una materia que de ser la más aburrida, se convirtió en mi materia favorita. Así poco a poco, nos tocó juntos en casi todas.

A partir de ahí solo sufrí delirios, me transportaba en una y mil fantasías con él. Si por alguna razón me llamaba o enviaba un mensaje, yo los convertía en toda una historia de amor. Si tenía un gesto amable conmigo, yo suspiraba tal cenicienta de cuentos. Mis amigos ya estaban hartos de que solo hablara de él.

Pero como siempre hay un Pero, aquí viene el mio. Resulta que en un viaje del grupo, compartimos, tomamos, bailamos y hasta nos bañamos juntos, yo estaba perdida ese día, muyyyy perdida. Sentía que había llegado el momento, nuestro momento!. De regreso, él se ofreció a traerme a la ciudad y yo en menos de segundos acepté sin la menor objeción... loca si hubiera puesto algún pretexto.

Todo el camino charlamos, escuchamos música y nos reímos a carcajadas, de hecho el camino completo solo buscaba la señal que me indujera a dar inicio lo que por más de año y medio vivía añorando, PERO nunca llegó, y como le pasó a cenicienta a media noche que se transformó de princesa a la lavandera, así mismo mi príncipe pasó a ser un sapo, y quien lamentablemente se cayó del caballo fui yo cuando el chico me dejó a dos carros públicos de mi casa. Todavía al día de hoy no lo perdono...

viernes, 20 de agosto de 2010

"...Las prefiero en jeans que en Bikini"




Un día asistí en compañía de amigos y familiares a un balneario muy popular.

Dentro de este animado grupo se encontraba mi hermano mayor que tiene fama de conquistador y mujeriego.

A cada chica que le atraía le encontraba un defecto. Decía:"que linda, pero...", y así se pasó toda la mañana y parte de la tarde, hasta que en un momento nos dijo al grupo: "es que viendo bien todas estas mujeres en trajes de baños, yo preferiría verlas en jeans..." y todos nos reimos mucho.

Hoy vino ese recuerdo a mi mente y creo saber las razones de esta inusual preferencia:

1- Conocer a una chica en traje de baño, distrae al hombre radicalmente de todo, lo que aparte de su cuerpo, ella pudiera representar.
2- Aquellas imperfecciones de tallas que logramos disimular de forma exitosa con el vestuario, estan en su primer plano al usar bikinis y demás.
3-Todo el estilo que portamos en nuestro pelo y maquillaje, está totalmente arruinado al entrar en contacto con el agua.
4- Además y muy determinante son todas esas cicatrices que logramos esconder, que en trajes de baño salen al encuentro de unas indiscretas miradas de desaprobación.

Si fuera hombre, también las preferería en jeans.

Seguidores

Buscar este blog

Cargando...